Los globos de GASCO

Cuando a comienzos del siglo 20 el capitán Short decidió despegar desde los terrenos de la fábrica de gas de San Borja, su administrador inglés Alberto Spikin y su hijo Alberto Spikin- Howard se ubicaron a la izquierda del espectacular globo.

En 1924, Alberto Spikin heroicamente intentó salvar a dos obreros que lentamente morían envenenados al interior de un gran tanque de la empresa. Logró salir moribundo, pero la ambulancia que lo llevaba al hospital quedó en pana, sin poder llegar a tiempo para salvarle la vida.

Esta fotografía fue enviada por Enrique Guzmán, quien por años fue el chofer de Alberto Spiki-Howard.